Un día en la vida de los guionistas de Lost

Para arrancar un poco de luz en la discusión que hay ahora mismo en el post Lost in Lost (https://maestrovertedor.wordpress.com/2009/04/09/lost-in-lost/) aquí tengo un vídeo que, aunque sea un poco antiguo, nos da algunas respuestas.

Información importante

Las sandwicheras tienen dos partes diferenciadas: una para poner el sandwich y que se caliente y otra, aislada, para cogerla. La idea de esto es que puedas manejarla un número indefinido de veces, ya que permite conservar los dedos pegados a la mano. Puede no parecer demasiado importante, pero cuando lo haces al revés te das cuenta de que sí.

Truño saliente

Tranquilidad, coño, tranquilidad… Respira hondo y mira hacia fuera. Bonito, ¿no?. Bueno, no mucho, pero es lo que hay, o lo tomas o lo dejas.

Creo que voy a tomarlo.

No son lo que eran, pero eran muy buenos

Me refiero a los chicos de Muchachada Nui, que de un tiempo a esta parte han dejado de hacerme gracia, pero con los que me lo he pasado bomba. Aquí unas muestras

Lost in Lost

Ayer vi el capítulo de la semana pasada de Lost (Whatever happened, happened) y esta mañana me he levantado con una idea clara: esta serie no hay quien la levante. Yo siempre me he declarado fan incondicional de Lost, una serie que me enganchó desde el principio, con unos personajes trabajados y una trama complicada en intrigante. El problema es que, al igual que a mi, esto le ha pasado a mucha gente en todo el mundo. Gente que abre foros de debate y teorizan sobre la línea argumental que va a seguir o, incluso, sobre la explicación global de todo. Pues bien, he aquí el asunto: me da que Lost va a morir de éxito (frase que le encanta a un amigo mío pero que pocas veces encuentro acertada). Porque resulta que desde las temporadas 3 o 4, los guionistas tienen que centrar todo su esfuerzo en hacer que la historia siga siendo sorprendente, en ir por delante de todos esos millones de mentes pensantes dedicadas a tumbar su trabajo. Viendo como poco a poco se les van reventando recursos y van quedando cada vez más acorralados. El resultado es que, en esta carrera que hacen los guionistas contra los aficionados, no pueden centrarse en otras cosas que son las que hacían grande a la serie. Al fin y al cabo lo que importa en una novela, película o serie no es tanto la historia en si, la sucesión de cosas que se explican, sino cómo se explican. Una buena historia no vale nada si no se cuenta bien. Y esta serie la están contando fatal. Los personajes han perdido toda la psicología que hacía que te engancharan. La relación entre ellos han perdido profundidad (la forma en que, en pocos capítulos, han destripado el triángulo/cuadriátero amoroso Jack/Kate/Sawyer/Juliet fraguado en tres temporadas es lamentable). Y los giros argumentales, de tantos que son, han perdido efectividad. Como digo, la serie se ha convertido en una consecución de “cosas incompletas” y ”explicación de esas cosas”, que poco o nada tiene que ver con la gran serie que era. Y el hecho es que difícilmente puede cambiar, ya que o apuestas por despistar y sorprender a los seguidores, o apuestas por contar bien una historia aunque te la destripen. Y han apostado por lo primero; cosa, por otro lado, comprensible.

Decidido: me voy a Turquía

Y quiero decir realmente eso, porque lo que ocurre es que he decidido ir, pero aún no puedo decir que vaya a hacerlo, ya que no sé qué días podré coger de vacaciones ni nada de nada. Lo único es que me he comprado una guía. Aunque teniendo en cuenta cómo suelo planificar las cosas (ayer decidí que quiero ir este viernes a Irlanda, pero aún no sé si puedo) yo creo que casi se puede decir que sí, que voy.