Anatomía: Hoy huevos y culo

Os voy a contar una cosa: hoy tengo los huevos un tanto hinchados. No sabría decir por qué exactamente aunque se me ocurren unas cuantas cosas que lo han facilitado. Y como resulta que tengo los huevos hinchados, me aptece mogollón despotricar de algo, así que voy a hacerlo de los culés. Así directamente.

Panda de pesaos de los huevos, dejad de tocarnos las narices a los demás, que no tenemos por qué aguantar según qué. Que me la sudan los siglos de injusticia contra vosotros y las persecuciones desde tiempos de los romanos. No tengo una erección cada vez que suena tu himno (de hecho me parece una puta mierda de himno). Me da igual que te sientas ultrajado cuando un periodista deportivo (cuyo trabajo es hablar de gilipolleces) dice algo que va contra ti y los tuyos. Vamos, que al próximo culé al que oiga quejarse de que su novia tiene la regla y lo paga con él le suelto una hostia. Así directamente.

Y los merengones que sonriáis leyendo esto que sepáis que sois en un ochenta por ciento el mismo coñazo, pero que como vivo en Barcelona tengo que aguantar las iditoteces de esta gente. 

Bueno, ya me he quedado tranquilo. Gracias Alberto por tu ayuda e inspiración. Paz y amor a todos.

Anuncios

4 comentarios

  1. Es curioso que no te lo hincharan el discurso de medio año del villarato o de la “liga por decretazo”. Curioso que te quede tan lejos como los romanos (porque es de la semana pasada). Curioso alguien proteste por eso (no después de una derrota, sino tras la victoria) y moleste. Curioso que ellos “sólo” estén al 80% con toda la fuerza de los medios, del capital y la capital.
    En el fondo de tu discurso se esconde una gran verdad de este país; hay unos que hablan. Y debemos dejarles porque son tertulianos de bar, periodistas deportivos, bla, bla, bla… Hemos de ser “tolerantes”, no podemos ponernos a su altura porque no son la “generalidad”.
    Ojo como hablemos los otros porque somos victimistas, llorones y no sé cuántas cosas más.
    P.D.: Erecciones aún no me ha dado ninguna, pero voy a tener que pensar en ello seriamente…

  2. Tío, no sé de qué coño me hablas, pero, queridos niños que me estáis viendo, ese es un ejemplo muy ilustrativo de a lo que se refería el tito Luis.

    P.D: Lo de la erección sí lo he entendido. Yo las cosas primarias las pillo al vuelo.

  3. Si no sabes de qué te hablo vives en Marte, o te la suda el futbol (a ver si va a ser eso). Pero vamos, que si tu respuesta a lo que digo es la que das, para ti la perra gorda.

  4. ¿Veis, queridos niños? La obcecación mental del culé medio (bueno, en este caso es un culé de nivel más bien alto) le impide abstraerse y darse cuenta de que cuando el tito Luis dice que le importan un huevo sudao las mandangas de los culés, hacer incapié en las mismas no hace que le importen más.

    Esto nos enseña, queridos niños, que el culé es un ser que vive aislado en su propio mundo lleno de emocionantes aventuras que, afortunadamente, no afectan al mundo exterior.

    P.D: Lo dicho, hoy estoy para que me manden a la mierda. Lo reconozco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: