Y como Rupercio y yo somos gente…

Me hacen reír desde que tengo uso de razón. ¿Cómo pueden ser tan buenos?
Mortadelo y Filemón - 017 - El estropicio meteorologico_02

Dibujo

Dibujo3

Dibujo2

Anuncios

This is the end

Se acabó lo que se daba. Ya he vuelto a Barcelona y por la puerta grande, ya que me han perdido el equipaje los encantadores señores de Alitalia (vaya puta mierda de compañía). Me han dicho que con suerte lo tengo esta tarde, y a ver si es verdad, porque tengo una barbaza fenomenal que le va a encantar a mi jefe.

Los dos últimos días en Estambul han sido bastante tranquilitos: crucero por el bósforo, con parón en un pueblo de la parte asiática donde me comí un plato de pescado muy rico, hammam, comida en el puente de Gálata con una coreana que no sé si al final perdió el avión y borracherilla final con una irlandesa y su padre.

Lo del hammam (o baño turco) ha sido un poco raro. Al principio me hacía gracia hacer un “completo”, pero vi un par de fotos al entrar de un señor turco enjabonando a otro de una manera que me tiró para atrás, así que pedí un “sólo baño”. Total, que eso era una sauna y una ducha, pero de una forma tan rara que no supe cómo tomármelo. Creo que hubiera necesitado un par de sesiones más y habría dejado que me enjabonaran y todo.

Como conclusión, creo que han sido mis mejores vacaciones en mucho tiempo y hubiera deseado haberme quedado un mes. El país es precioso y la gente (lugareños y viajeros) también. La pregunta ahora es ¿adónde la próxima?