Jornada laboral de mierda

Hoy es un día muy jodido y estoy de muy mala leche. De contar con perder el trabajo de forma inminente he pasado a no tener ni puta idea de lo que va a ser de mi (laboralmente hablando, claro) y estoy muy muy muy cabreado con más de una persona. Mi mosqueo está llegando a un punto que estoy planteándome un cambio de actitud serio, en contraposición con la postura “para lo que me queda en el convento, me cago dentro”.

Esta noche rezaré un poco para que Dios me ilumine.

Anuncios

2 comentarios

  1. Hola,

    soy Dios.

    En estos momentos no estoy en casa, por favor, deja tu mensaje después de la señal (un rayo de luz te tirará del caballo, o una zarza arderá sin consumirse).

    Muchas gracias.
    A mi.

  2. Hola Dios,

    Una paloma blanca ha bajado del cielo y se ha posado sobre mi cabeza, así que creo que puedo dejar el mensaje. Antes de tomar el vuelo se ha cagado pero eso tampoco importa. Los caminos del Señor son inescrutables.

    Ilumíname, Señor. ¿Debo esperar? ¿Pasar a la acción? ¿Continuar como siempre?¿Escupir en la cara de alguien?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: