Ahora sí: final de una época

Con tan poca inspiración como la que tengo, hoy no me habría ni planteado escribir si no fuera porque ha sido mi último día en el CPI, y eso merece un post, aunque no me de para nada más.

Hasta pronto o hasta siempre, pero, en cualquier caso, gracias.

¡Hasta nunca, Aeropuercos!

Hoy he recibido mi carta de despido, aunque para no traicionar a la esencia de Geminax, tiene pinta de que hay tomadura de pelo encerrada. Mañana lo consultaré con un abogado y listos.

Esto significa muchas cosas, pero como me siento positivo, la más importante es que no voy a tener que aguantar nunca más una serie de gente que a la que quiero perder de vista, así como un trabajo insulso y menos motivador que la sexación de pollos. Del resto de cosas nos ocuparemos más adelante. Porque seguro que tendremos que ocuparnos.

¡Que os follen!

Pelis que he visto recientemente

Como ídolo de masas y referente social, sé que muchos estáis esperando que arroje luz en muchos de los aspectos de vuestra vida diaria para ayudaros en vuestras siempre difíciles y rara vez acertadas tomas de decisiones. En el día de hoy, queridos discípulos, me dispongo a guiaros en el aprovechamiento de vuestro ocio. Concretamente si lo que os apetece es ver una película.

Y es que últimamente me he tragado bastante cine, tanto en el ídem, como pirateando como un vulgar corsario de la procelosa red de redes; o en la televisión esa que, gracias a otros consejos, estos de falsos profetas y corporaciones viles, hace que disfrutemos de la película durante más tiempo del que habríamos imaginado.

Vamos que he visto cuatro pelis y me apetece comentarlas.

The fountain. Un consejo que no pensaba seguir por varias razones, pero que final y afortunadamente he seguido. ¡Qué peliculón, por Dios! Esta es una película de una gran sensibilidad, una especie de poesía que el antiguo yo no habría ni notado, pero que al nuevo le ha conmovido hasta el tuétano. La próxima de Aronofsky será Requiem for a dream pero creo que esperaré un poco. Demasiada carga emocional, creo.

Der Krieger und die Kaiserin. O “El gerrero y la princesa”, otra peli de mucho sentimiento de ese, con personajes extremos y extraños (una enfermera de un psiquiátrico y un ex-militar… ambos con sus problemillas mentales), y con Franka Potente que ya le da un valor añadido al tema. A ese y a cualquiera.

Avatar. Es una puta mierda. Y tras la presentación pedropiquerense, algo de análisis. Es como ver una peli de sábado por la tarde en Telecinco que ha valido quinientos millones de dólares. Una historia simple y llena de cagadas y estupideces; unos personajes planos llenos de tópicos (mención especial para el que le ha caído a Michelle Rodríguez que es lo más idiota que te puedes tirar a la cara); y un recargado montón de bichos imposibles multicolor que acaban dando dando jaqueca y quitando (más, si cabe) credibilidad a todo el conjunto. Pues eso, una puta mierda.

Mad Max y The Road Warrior (uséase Mad Max 2). Dos decepciones. El recuerdo que tenía de nuestro amigo Max el Loco era el que me quedaba de cuando vi la tercera entrega, mucho más apocalíptica y salida de madre que estas dos. La primera es muy contenida en este sentido, pero tiene una cierta gracia, ya que sólo presenta un pequeño grado de decadencia dentro de la civilización y sin el salvajismo de las otras dos. Eso mola, pero el problema es que se queda un poco descafeinado por otros motivos: le falta ritmo, la música ni pega ni la ponen cuando toca, las escenas se alargan hasta aburrir… Mi interpretación es que fue una peli innovadora, y como tal, había cosas que no se sabía cómo hacer. La segunda, más o menos lo mismo, pero más apocalíptica y con esos fallos menos acusados. Se me quitaron las ganas de volver a ver la tercera.

Ratatouille. Soy un auténtico fan de Pixar, y esta es una de las pelis de esta gente que mejor me habían puesto… y así es. Me recuerda un poco a Up: muy bien hecha, muy bien llevada, hasta que llega un punto en que, no sabes por qué, pero pierde interés… para recuperar parte al final. Bueno, en el caso de Up, lo recupera y bien. Me gustó, pero la sombra de Wall-e es muy alargada.

Where the wild things are. Una verdadera pena que no entendiera qué me estaba contando Spike Jonze hasta casi el final, porque cuando lo hice, me pareció una gran película. La idea es simple: un niño que vive en su mundo y que trata de hacer partícipes a los demás, que obviamente viven en los suyos respectivos. Realmente bonita.

500 days of Summer. Comedia romántica independiente. Esa es la carta de presentación y la verdad es que es bastante fiel. Pese a cumplir con lo que se espera de una comedia romántica, tiene una perspectiva muy distinta, tanto en cómo se narra (desordena los quinientos días que pasa el prota con la chica, Summer) como en la historia en si, más realista y negativa, aunque sin perder su punto optimista (y sí, realista otra vez). Mención aparte me parece la chica: tras ver la peli tienes que pensar (en términos de buena/mala y poco más) cómo te la han presentado y qué opinas de ella.

Donnie Darko. Extraña e inquietante como el propio protagonista, habla de las cosas que le pasan a un adolescente, que está a medio camino del psiquiátrico, y a su amigo imaginario. Muy muy muy recomendable.

Bueno, pues hasta aquí lo de hoy… Me voy a hacer unas fotos de Barcelona, que es la puta Navidad y está todo precioso.

Obsesivo

Según la R.A.E:

obsesivo, va.

1. adj. Perteneciente o relativo a la obsesión.

obsesión.

(Del lat. obsessĭo, -ōnis, asedio).

1. f. Perturbación anímica producida por una idea fija.

2. f. Idea que con tenaz persistencia asalta la mente.

No viene nada de “tonto de los cojones”.

Is this trip really necessary?

Esta es una canción (no estrictamente, porque nadie canta) que me viene realmente bien. La escucho mucho porque me evade, casi me transporta a otro sitio. Últimamente ando un poco ávido de evasión, tal vez por eso me dedico a ver pelis de mi musa Franka Potente. Madre mía, qué mujer… No suelo poner imágenes en mis posts, pero por esta vez haré una excepción:

Va, otra

Mmm… la última,

Fascinado me tiene.

Y ahora a lo que íbamos. Este tema (mejor que canción) se supone que está en el Voyage 34 de Porcupine Tree, aunque yo no he encontrado ninguna canción que se llame así. Enjoy:

P.D: Creo que el título es muy adecuado, aunque yo cambiaría “necesario” por “conveniente”.