Se me está poniendo gorda

Yo siempre he sido anti-culé.  También anti-merengue, pero menos. Y es que el Barça y todo lo que le rodea me toca las narices. Es un coñazo insufrible tener que aguantar como la cosa más insignificante relacionada con él es asunto de estado día sí día también. Aguantar lloros y quejas constantes, magnificadas y sacadas de madre para tratar de convencerme de otras cosas que no tienen absolutamente nada que ver. Me parece insoportable e insultante.

Estos días, sin embargo, está sucediendo algo que podríamos calificar de extraordinario y casi milagroso: quiero que el Barça gane la liga y la Champions. Y la culpa no la tiene otro que el Madrid, o más bien, los medios merengues. Lo que está pasando estos últimos meses no lo había visto en mi vida. El Barça es el mejor equipo del mundo, y por tanto, de España. Eso me parece indiscutible. No es sólo que juegue bonito, es que es sobradamente solvente. Como dije en mi post anterior, a no ser que la líe de alguna forma, el Madrid no tiene nada que hacer. Aceptado esto, hay otro hecho que hay que tener claro en todo esto: lejos de informar, los medios de uno y otro equipo siempre han trabajado en favor de sus colores, poniéndose especialmente agresivos cuando la situación es más peluda. Uno ya estba acostumbrado a esta mandaga… hasta ahora. A la prensa merengue se le ha ido la olla. La reacción inmediata ante esto es de estupor: ¿Cómo coño se puede ser tan agresivo? ¿Qué cojones de invento es eso del Villarato? ¿Cómo puede manipularse la información de una forma tan evidente y, nuevamente, insultante? Tras eso viene la calma y el análisis: Bueno, vamos a ver, en ese extremo se ha movido el Sport toda la vida y no pasa nada; ¿por qué me escandalizo entonces?

Digamos que el Sport es como La Razón de los diarios deportivos, que cuando salió la gente se escandalizaba con las portadas y las animaladas que soltaba, pero que al cabo del tiempo ya era lo normal: La Razón podría ser un suplemento de El Jueves y casi nadie se la toma en serio. Lo mismo con el Sport, pueden insultar abiertamente al Madrid y llenar sus páginas de mentiras porque uno ya sabe lo que va a leer. Pero eso no pasaba con el resto de medios porque, aunque tendenciosos y manipuladores, eran mucho más contenidos. Es decir (la de vueltas que le estoy dando a lo mismo, coño) si tu credibilidad es de 1/10 no tiene consecuencias que digas una verdad por cada nueve mentiras. Pero si es de 5/10, la gente te tomará mucho más en serio. De ahí mi indignación. De ahí que quiera que el Madrid pierda hasta a las canicas y que me entran unas ganas terribles de ir a Canaletas si el Barça gana en el Bernabéu, ya sea el partido de liga o la final de la Champions. Sí, sí, no voy de farol. Han conseguido que el Madrid y todo lo que le rodea me parezca absolutamente odioso.

Bueno, eso es todo lo que quería decir, pero se me ha ocurrido una preguntilla curiosa: ¿por qué TODOS (periódicos y televisiones por lo menos) los medios merengues (sólo los merengues) han cambiado de política de una forma tan exagerada y al unísono? No es que el Barça sea mejor que el Madrid porque, aunque los periodistas deportivos se van poniendo más agresivos cuanto peor les va a los colores que defienden, no es la primera vez que el Barça le da un repaso al Madrid. Están poniendo toda la carne en el asador, van a por todas como si les fuera la vida en ello. La verdad es que soy bastante escéptico para estas cosas, pero hoy alguien me ha dicho que Florentino Pérez (al que sí le va la vida en ello) consiguió que se cargaran José María García; otro, que J. J. Santos trabaja para él… lo que sí que he podido comprobar es que en la debacle de la Champions todo el mundo cargó contra ¡Pellegrini e Iguaín! Nadie ha tocado ni remotamente a Florentino, que se marchó del Madrid por cagarla y al que los medios estos presentaron al poco tiempo como el salvador del barco que él mismo hundió. Sólo los famosos “Manolos” le metieron caña una vez y aunque no lo he podido encontrar, recuerdo que al día siguiente entonaron una disculpa por lo hecho. ¿Cuándo coño un periodista se ha disculpado por una entrevista agresiva? Soy incapaz de recordar una sola vez. Curioso. Pero lo más curioso es que la etiqueta fútbol de este blog está cogiendo un tamaño que no sólo me parece raro sino incluso vergonzoso. ¡Pero si a mi estas cosas me la soplan!

Despierta el culé que hay en ti

Lo de hoy es agónico: llevo dos días costreando de lo lindo. Ahora mismo estoy viendo el Sevilla-CSKA de la Champions que me importa tres cominos, aunque me recuerda a la eliminación del Madrid del otro día ante el Olimpique de Lyon (era ese, ¿no?). En circunstancias normales habría ido a favor del Madrid, pero la verdad es que estuve apunto de entregarme al onanismo después de ese partido. Tras haber escuchado a los medios merengues movilizar su maquinaria propagandística tras el empate del Barça con toda clase de imbecilidades, Dios (que una vez más demuestra cuáles son sus colores) les propinó un cruel aunque merecido castigo a su arrogancia. Yo es que me despollaba al día siguiente. Venga a cargar contra Pellegrini, Iguaín y su puta madre, pero ni una sola reflexión sobre ellos mismos y sus comentarios. Mención especial a J. J. Santos, una de esas personas cuya aportación a la humanidad es mucho más negativa que positiva. Vamos, que está en mi lista de “un revólver con seis balas”. Tras cagarse en todo lo cagable, acabó los deportes con la supuesta alegría de los jugadores del Barça por la derrota del Madrid: esas imágenes de futbolistas riendo en un entrenamiento no dejaban lugar a dudas. Hijoputa, menos mal que es periodista deportivo y no de cosas serias.

Yo de fútbol sé lo justito, pero hay cosas de sentido común. El Madrid, aunque bueno, es muy irregular y gana a trancas y barrancas. El Barça es perfecto en todas las facetas. Por sistema. El Madrid jamás ganará la liga, a no ser que el Barça se la entregue. Y a callar la puta boca todos.

Quienes me conocen saben que no tengo precisamente simpatía por el Barça, pero es una maravilla verlos y, al contrario que sus hinchas, los jugadores son de lo más majete. Y el entrenador también, por mucho que ahora me vengan los medios merengues a tocar las pelotas con la expulsión del otro día.

Força Barça! (Por ahora…)

Dios es culé

Estaba yo satisfecho, con mi mala leche canalizada y preparándome para disfrutar de todo esto con un buen plato de ensalada especial de la casa, cuando, justo antes de dar el primer bocado, se me rompe un vaso de coca-cola, cayendo encima sus minúsculos trocitos de vidrio. No sé qué pensáis vosotros, pero yo, por si acaso, lo interpreto como una señal divina que me dice que como me vuelva a meter con el barça va a pasar algo.

Así que, en virtud de mi seguridad personal: Força barça!!

P.D: Teniendo en cuenta que ha usado un vaso de coca-cola… ojito los anti-sistema.

Anatomía: Hoy huevos y culo

Os voy a contar una cosa: hoy tengo los huevos un tanto hinchados. No sabría decir por qué exactamente aunque se me ocurren unas cuantas cosas que lo han facilitado. Y como resulta que tengo los huevos hinchados, me aptece mogollón despotricar de algo, así que voy a hacerlo de los culés. Así directamente.

Panda de pesaos de los huevos, dejad de tocarnos las narices a los demás, que no tenemos por qué aguantar según qué. Que me la sudan los siglos de injusticia contra vosotros y las persecuciones desde tiempos de los romanos. No tengo una erección cada vez que suena tu himno (de hecho me parece una puta mierda de himno). Me da igual que te sientas ultrajado cuando un periodista deportivo (cuyo trabajo es hablar de gilipolleces) dice algo que va contra ti y los tuyos. Vamos, que al próximo culé al que oiga quejarse de que su novia tiene la regla y lo paga con él le suelto una hostia. Así directamente.

Y los merengones que sonriáis leyendo esto que sepáis que sois en un ochenta por ciento el mismo coñazo, pero que como vivo en Barcelona tengo que aguantar las iditoteces de esta gente. 

Bueno, ya me he quedado tranquilo. Gracias Alberto por tu ayuda e inspiración. Paz y amor a todos.